Aceleración exponencial de la Cultura de la Innovación

Nuestro Comité AEC Innovación, con más cien vocales, trabaja activamente en tres grandes vectores: conocer cuál es la Cultura de la Innovación en las organizaciones (nuestro estudio), cómo estructurar la vigilancia del entorno para impulsar la competitividad y cómo hacer a nuestras organizaciones más inteligentes. Tres pilares fundamentales desde una visión de altura y estratégica. 

Hablar del binomio Cultura e Innovación es hablar de competitividad. Nuestro Comité AEC Innovación está comprometido, desde su nacimiento, en hacer de la Cultura de la Innovación uno de los pilares estratégicos de la competitividad y sostenibilidad de las organizaciones. El primer reto de nuestro Comité ha sido  y es conocer “el estado” de la Cultura de la Innovación en las empresas de nuestro país. El primer estudio sobre Cultura de la Innovación en España, promovido por el Comité e impulsado por AEC, es un reto ambicioso y necesario que debe ofrecernos la información necesaria para conocer dónde y cómo actuar si realmente queremos ocupar, como empresas y país, un espacio relevante en el nuevo escenario económico global.  Ya se han adherido más de 65 empresas y contamos con el compromiso y apoyo de las distintas administraciones (central, autonómica y local).

En la primera reunión del Comité AEC Innovación celebrada en las instalaciones de Thales (partner impulsor de la Iniciativa AEC Cultura de la Innovación) surgieron nuevas ideas y nuevas propuestas de acción. Entre ellas, la aplicación de herramientas para acelerar los procesos de innovación viene a cerrar el círculo de nuestras actividades y visión. El reto ya no es exclusivamente innovar, ni tan siquiera es suficiente con desarrollar una Cultura de la Innovación en las empresas. Es imprescindible, en un entorno de transformación exponencial, con ciclos cada vez más breves y con más y más competidores impulsando el cambio, obtener resultados rápidos de los procesos de innovación.

Las herramientas que aceleran los procesos de innovación deben ayudar a tangibilizar este esfuerzo de transformación en la cuenta de resultados, llevar de manera rápida y eficiente los nuevos servicios, productos o procesos a la vida cotidiana de la organización y tener un impacto real en el negocio.

Por tanto, nuestro trabajo en el Comité AEC puede verse extraordinariamente enriquecido con el análisis y el intercambio de buenas prácticas sobre la aplicación de herramientas de aceleración de los procesos de innovación. Un nuevo año y un nuevo reto.

En nombre de los miembros del Comité AEC Innovación y en el mío, quiero agradecer a Thales su excepcional acogida en nuestro primer encuentro de 2015. No sólo aprendimos y compartimos su logros en la visita a su centro de innovación, también nos dio la oportunidad de empezar el año aprendiendo y disfrutando.


Manuel Hervás – Gestor de la comunidad
AEC de Innovación