Cuando hablamos de Cultura de la Innovación hablamos de personas y de organizaciones comprometidas.

Al redactar estas breves palabras nos inunda una profunda emoción y un orgullo sincero, acompañado de humildad. Como puedes observar, multitud de emociones.

La razón es sencilla; tras más de una década construyendo la herramienta hoy está siendo utilizada por todos vosotros en esta magnífica iniciativa. ¡Gracias por la confianza!

Durante esta década hemos analizado datos de más de 30 años y de cientos de empresas que, de una u otra manera, conseguían resultados por encima de la media y, en ocasiones, en circunstancias de mercado convulsas como las que hemos vivido recientemente y que algunos países siguen padeciendo.

Este análisis científico fue modelando la herramienta que evolucionó hasta la que ya hace 7 años definimos como la versión “definitiva” y que antes de hacerla pública fue validada con profundidad y rigor.

El Estudio sobre Cultura de la Innovación permite disponer de una medición que facilita focalizar los esfuerzos, recursos e ilusiones, medir los avances, incrementar la eficiencia de las inversiones y, finalmente, impactar en el clima de las personas que componen cada una de las organizaciones.

Un pensamiento compartido en el proceso de creación de la herramienta, que definió el título de nuestro primer libro, sintetiza muy bien el objetivo último de este primer Estudio sobre Cultura de la Innovación en España: “Podemos disponer de las mejores herramientas y procesos para innovar, pero si no conseguimos que las personas participen en cuerpo y alma…”. Cuando hablamos de Cultura de la Innovación hablamos de personas comprometidas y, por tanto, de organizaciones comprometidas.

Hoy, el viaje que emprendimos, inicialmente con el Comité AEC Innovación y posteriormente con la AEC, ha recorrido una etapa muy importante y ya disponemos del primer Estudio en España y, por tanto, del primer Estudio a nivel nacional en el mundo.

La 1ª edición del Estudio muestra unas conclusiones muy sólidas de los puntos fuertes y los puntos de mejora. Hemos de confesar que no nos han sorprendido, pues, en nuestra experiencia internacional, suele confundirse el “management” con el “leadership” y suele confundirse ideación con la generación de valor en el mercado.

Por ello, te animamos a estimular y difundir el Estudio como herramienta de medición y palanca para la concreción de planes de acción que lleven a alcanzar el éxito; así como estimular y potenciar en tu organización un liderazgo facilitador en lugar de una gestión del talento.

Gracias por acompañarnos en este fantástico viaje que hemos emprendido desde Dicere y la AEC, acompañados por los partners impulsores, los miembros del Comité AEC Innovación, Instituciones y muchos amigos, que tiene el deseo de transformar España y que tiene como hito mundial este primer Estudio.

¡Vamos a por la segunda edición!, ¿Nos acompañas?

Fran Chuán Fundador de Dicere
Jay Rao Profesor Babson College. Boston